Las obras del AVE en Barcelona disparan los atracos

16.04.2009

“La Sagrada Familia puede caerse”

Antonio Fernández.- Las obras del túnel del AVE por debajo de la ciudad de Barcelona están empezando a afectar al tejido comercial de la ciudad. Un total de 11 comercios han tenido que cerrar sus puertas meses después del inicio de dichas obras que, de momento, sólo afectan a cuatro o cinco manzanas de calles. En cuanto las obras se vayan extendiendo, la situación de los comercios se irá agravando progresivamente. Ello, unido a un alarmante aumento de robos y delitos, ha puesto a los vecinos en pie de guerra.

 La situación es delicada: las obras han comenzado cerca de la futura estación de La Sagrera, en el barrio del Clot. El túnel discurrirá bajo la calle Mallorca, lo que ha obligado a cortar el tráfico y desviar éste por otras vías adyacentes. La calle tiene veinte metros de ancho y el túnel tendrá 12 metros. Por tanto, las obras afectan a toda la calle y han obligado a colocar vallas de seguridad a un metro de las fachadas de los edificios, lo que ha creado un laberinto de corredores estrechos que discurren entre vallas tapadas con plásticos negros. En medio de este laberinto, los robos y atracos se han multiplicado el último mes y medio. Un joven incluso fue apuñalado seis veces hace una semana y media en uno de estos asaltos, aunque milagrosamente salvó la vida.

El Ayuntamiento de Barcelona discutirá hoy, en la Comisión de Seguridad y Movilidad, la petición de los vecinos para que se instalen cámaras de videovigilancia en el laberinto de pasillos entre vallas. Esta medida es apoyada por Convergència i Unió (CiU). Para el concejal convergente Eduard Freixedes, “es imprescindible que el gobierno municipal incremente la vigilancia activa de estas zonas con el fin de que recuperen la tranquilidad perdida. Es necesaria una mayor presencia policial y la instalación de cámaras conectadas con la Policía”. Y añade: “Es preciso que el barrio del Clot recupere la seguridad que había en la zona cuando era una concurrida calle y no como ahora, que se ha transformado, por culpa de las vallas, en peligroso pasadizo donde menudean los rincones”.

 Sin derecho a indemnización

 Pere Vallejo, portavoz de la plataforma AVE Pel Litoral y portavoz de los vecinos, señaló a El Confidencial que “la Administración se niega a compensar a los comercios por las pérdidas que están sufriendo. Una tienda de ropa de la calle Padilla, por ejemplo, compró toda la colección textil de la temporada de verano y otoño y ahora le han dicho que le van a colocar una valla a un metro de su escaparate. O sea, que después de invertir mucho dinero, puede perderlo todo. La Administración dice que, como es una obra de interés ciudadano, los comerciantes no tienen derecho a indemnización alguna. Nosotros vamos a hacer todo lo posible para que la Administración cambie ese criterio”.

 El portavoz de los vecinos asegura también que, en el último mes, ha habido tres asaltos a parkings, donde se han destrozado varios coches, dos atracos en plena calle y otro asalto a una joyería. “Lo malo es que la policía no puede patrullar, ya que la calle está cortada y sólo es posible poner patrullas a pie. Además, los delincuentes tienen un poderoso aliado en los tétricos pasillos que forman las vallas, que parecen un laberinto. Hemos escrito al alcalde Jordi Hereu para que ponga cámaras de vigilancia y hemos pedido medidas. La situación se ve agravada por el hecho de que se han tenido que arrancar las farolas. Y aunque se han cortado más de 50 árboles y se han podado otros, la luz que se ha puesto no basta para que la zona tenga una iluminación suficiente. Hasta ahora, Adif, de quien dependen las obras, ha hecho algunos gestos para paliar la situación: hace una semana, rebajó las vallas 25 centímetros y puso un vigilante dentro de las obras, pero esto no es suficiente. También se están empezando a poner paneles antirruido, ya que éste es insoportable para los vecinos”, añade Vallejo.

 En esta coyuntura, la Audiencia Nacional acaba de rechazar la paralización de las obras que habían pedido los vecinos y los representantes del templo de la Sagrada Familia, monumento cerca del cual pasará el AVE. El tribunal considera que las obras todavía no pueden afectar al monumento de Antoni Gaudí porque se encuentran aún a 1,5 kilómetros. Pero la pantalla del túnel distará de los cimientos del emblemático edificio tan sólo 75 centímetros. La Audiencia ha solicitado información sobre las catas realizadas y deja abierta la posibilidad de variar el trazado si las obras afectan a la Sagrada Familia. Hasta ahora, se han realizado seis catas, pero los responsables de Adif ya han comenzado las tareas para realizar más sondeos y asegurarse de que el monumento, patrimonio de la Humanidad, no se vea afectado.

 Peligro para la Sagrada Familia

 “Es una barbaridad lo que quieren hacer. En total, se verán afectadas más de 1.000 viviendas, además de dos monumentos como la Sagrada Familia y la Pedrera. Los técnicos a los que hemos acudido nosotros y el patronato del templo, y que son tan serios como los de Adif, advierten que si se mantiene el actual trazado, la Sagrada Familia podría agrietarse e incluso caer. Además, según la ley, no se pueden realizar obras a menos de 40 metros de los monumentos y aquí se instala la pantalla a sólo 75 centímetros del edificio. Estos son datos sacados de Fomento. Por si fuera poco, CiU, ERC y PP aprobaron mociones para prohibir la construcción de este túnel en tres plenos del ayuntamiento y en el pleno del Parlamento autonómico el mes de febrero del año pasado. Pero el Gobierno de José Montilla ha hecho caso omiso de todo ello”, explica Pere Vallejo.

 El portavoz vecinal denuncia también que “el subsuelo de Barcelona no es como el de Madrid”. Entre otras cosas, el túnel cortará el curso de 12 a 15 riachuelos subterráneos que fluyen del Tibidabo al mar. Ello producirá estancamientos de agua y posteriormente un arrastre de la arena que “descalzará edificios cercanos al túnel, como ha pasado ya con la construcción de la línea 9 del Metro en la Zona  Franca”.

El Confidencial (16.04.2009)

¿Te gusta esto? Compártelo · Comparteix-lo!

Tags: , , , , , , , , ,

2 comentarios a “Las obras del AVE en Barcelona disparan los atracos”

  1. Antonio-F. Ordóñez ha dicho:

    ¿Estamos ante otro abuso de la gestión pública mal entendida que no tiene en cuenta los derechos individuales de los ciudadanos? AVE sí, con las obras que sean necesarias, pero, el coste debe ser mitigado al máximo por la Administración. Los vecinos se merecen una respuesta y soluciones a sus justas reivindicaciones.

  2. José Mª Gamundi Planas ha dicho:

    Siempre ocurre lo mismo cuando se realiza una gran obra y en todas he encontrado detractores, cuando se empezó las obras del Tramvia (Diagonal, Esplugas) trabajaba de técnico prevención y los vecinos no paraban de quejarse incluso en Diagonal al personal les dispararon con “balines”, lo mismo ocurrio en el intercabiador de Meridiana, tambien podria hablar de la remodelación del palacio nacional, que las obras de arte quedarian dañadas, es evidente que cada uno mira para sí mismo y muchos hablan sin conocimiento de causa o por intereses, trabajo en la L-9 con la toneladora y hay edificios cercanos, NO HA OCURRIDO NADA

Deje un comentario